Princesa Guerrera, ¡Dios no elige personas capacitadas, Él capacita a los elegidos!

Muchas personas piensan que Dios está buscando capacidad, pero Dios lo que está buscando es disponibilidad. Pensamos que tenemos que ser capaces para que Dios pueda obrar a través de nosotros, pensamos que tenemos que ser personas con un intelecto o cierto grado de conocimiento para poder ser utilizados por Dios, pero a Dios le importa más tu disponibilidad que tu capacidad. A Dios no le importa que tanto tú puedas hacer, ni que tanto tú puedas saber, lo que le importa es el deseo que tengas de hacerlo, es totalmente diferente. Dios no está pendiente a que si realmente eres capaz de hacer algo, sino que está pendiente a que si realmente tú estas disponible para hacerlo.
Hay personas que son capaces de hacer muchas cosas porque saben hacerlas, pero cada vez que se les encarga hacer algo te ponen una excusa de por medio, es decir, que aunque saben hacerlo nunca están disponibles. Es como cuando tu madre te dice que tienes que lavar los platos; lavar los platos es una tarea sumamente fácil, y todos somos capaces de hacerlo pero siempre ponemos una excusa de por medio para no hacerlo. Esto quiere decir que hay personas que son capaces pero siempre dan excusas, y así como tu das una excusa para no lavar los platos asimismo le das excusas a Dios, y lo  único que se logra a través de las excusas es retrasar el proceso o propósito de Dios para nuestras vidas.
Dios no está buscando personas que sepan hacerlo, Dios busca personas que quieran hacerlo, y a esos que quieren, Él los elige. Muchos dicen: ‘’ ¿Cómo lo haré si nunca lo he hecho antes? ‘’  pero Dios capacita a los elegidos.
 ‘’Porque muchos son llamados, pero pocos son escogidos.’’   Mateo 22:14
 ¿Cómo puedes ser un elegido de Dios?
Todos somos llamados por Dios, hay un llamado específico de Dios para tu vida, pero depende de ti aceptarlo o no. Esos que son elegidos son aquellos que aceptaron su llamado, los que no son elegidos son aquellos que aún sabiendo que tienen un llamado dijeron: Yo soy muy joven para ir a los pies de Dios. Si tú dices ‘’Señor yo quiero’’, Él te va a decir ‘’Amén, yo te capacito. ’’
Una de las cualidades más importantes que tenían los personajes bíblicos que Dios utilizaba no es que eran personas que tenían conocimiento de Dios, sino que eran personas que estaban disponibles para que Dios los utilizara.
‘’ Andando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres. Y dejando luego sus redes, le siguieron. Pasando de allí un poco más adelante, vio a Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan su hermano, también ellos en la barca, que remendaban las redes. Y luego los llamó; y dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, le siguieron. ‘’     Marcos 1: 16-20
Cuando Jesús les dijo a estas personas ‘’sígueme’’, ellos no le respondieron: ‘’ven otro día que te prometo que te seguiré’’, ellos simplemente lo siguieron y no pusieron excusas; y estas personas nunca habían visto a Jesús en sus vidas pero ellos no se fijaron en la persona sino en la voz, hay una diferencia entre la voz de Dios y la voz del hombre. Cuando Jesús les dijo ‘’síganme’’ ellos no se fijaron en el hombre que se los estaba diciendo sino que  escucharon la voz de Dios. Estos hombres tienen algo en común, y es que los dos dejaron todo lo que estaban haciendo por ir detrás de Jesús, a ellos no les importó lo que dejaban sino a quién estaban siguiendo. Muchas veces Jesús te está diciendo sígueme pero tú te volteas y comienzas a caminar de espaldas, Jesús no quiere que tu camines de espaldas sino que tengas confianza en la voz que te está diciendo sígueme, porque es la voz que te va a saciar, es la voz que te va a dar paz.
Para tu estar disponible para que Dios te pueda utilizar tiene que haber un factor de dejar y caminar, es decir, de terminar lo viejo y procurar lo nuevo.
 ‘’ Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es. ‘’      Éxodo 3:5
Así como Dios le dijo a Moisés ‘’Quita el calzado de tus pies porque donde tu estas es tierra santa’’, asimismo cuando Dios te llama y te dice sígueme, no puedes venir con el calzado con el cual anduviste toda tu vida, inmediatamente tienes que despojarte de la mochila y el calzado antiguo porque esas cosas son las que te impiden avanzar en el camino de Dios. Lo que Dios le estaba diciendo a Moisés cuando le pidió que se quite el calzado es que se despojara de sus estructuras mentales, de su vieja naturaleza, de todos esos recuerdos del mundo, es decir, que lo necesitaba nuevo, porque las sandalias con las que él andaba eran terrenales pero los calzados que Dios le dio fueron los del evangelio. Cuando llegas a los pies de Cristo tienes que quitarte tus calzados viejos porque estos representan tu pasado, y a Jesús no le interesa tu pasado a Jesús le interesa tu presente. Tienes que remover esos calzados del pasado, calzados de recuerdos de los amigos, de las veces que se embriagaban o se drogaban, calzados de recuerdos de ex parejas, calzados de recuerdos de cuando tu padre agredía físicamente a tu madre, calzado de recuerdos del divorcio de tus padres, pero Jesús quiere remover esos calzados de tus pies.
‘’Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. ’’     Mateo 6:24
Lo que este versículo está tratando de decir es que no puedes servir a Dios y al mundo, no puedes servirle a Dios y a tus amigos, no puedes servirle a Dios y a la vanidad. Es bueno tener amigos, pero es aun mejor tener amigos que respeten tu devoción y tu decisión de servirle al Señor. Hay un solo Señor y ese es Dios.
¿Tú quieres un cambio radical en tu vida? Comienza a tomar decisiones que te duelan, porque para cambios extremos se necesitan decisiones extremas. Para que pueda haber un verdadero rompimiento en tu vida tienes que tomar decisiones extremas. No pretendas alcanzar el premio de la vida eterna cuando sabes que todavía hay cosas que te están reteniendo. Las decisiones extremas son decisiones que sólo tú puedes tomarlas; una decisión extrema es que si sabes que todos los que están en un lugar hacen algo que está mal  y te están invitando a que te unas a ellos, y son tus amigos desde la infancia, tu mejor cruzas por otro lado para evitarlos, aun tratándose de tus amigos de toda la vida.
Con decisiones extremas se obtienen resultados extremos, es tiempo de tomar decisiones extremas. No puedes servirle al alcohol y al mismo tiempo servirle a Dios, no puedes servirle a tus amigos y al mismo tiempo servirle a Dios, no puedes servirle a la iniquidad y al mismo tiempo servirle a Dios, no puedes servir a dos señores porque amarás a uno y aborrecerás al otro. Dios te ha llamado a ir por encima del status quo, Dios te ha llamado a estar por encima del averaje, Dios te ha llamado a estar por encima te aquellos que te rodean.
Hay muchas cosas que están impidiendo que tu propósito sea cumplido, hay muchas cosas que están impidiendo que tu llegues al supremo llamamiento. Hay muchos amigos que te dicen ven a aprobar, eres un aburrido, eres un quedado, olvídate de Dios, no vales nada, pero es todo lo contrario, cuando tienes a Dios en tu corazón eres más que vencedor. Muchos amigos te dicen que el evangelio es aburrido pero aburrido es hacer lo que todos hacen, cuando te vas a tomar a alcohol con tus amigos y te embriagas al otro día te levantas aún peor, con un dolor de cabeza y con los mismos problemas, pero ninguno de esos amigos están presentes cuando te encierras en tu habitación a llorar depresivo(a). ¿A quién sirves, a Dios o al otro?
‘’Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. ’’     Mateo 6: 21
Si tus tesoros están en las cosas vanas, si tus tesoros están en las cosas temporales entonces es tiempo de que pongas tu tesoro en un lugar seguro, y ese lugar seguro se llama Jesús de Nazaret, es donde tu alma va a estar segura, es donde tu alma va a estar confiada, porque lo que el mundo no te dio Jesús te lo va a dar.
Por mucho tiempo culpaste a Dios, culpaste a tus padres, culpaste a aquellas amistades que te traicionaron, culpaste a tu novio(a) de que vivías depresiva(o), de que no recibías suficiente amor, pero Dios te dice que no fuiste creado(a) para eso, no fuiste creado(a) para estar en esa condición, no pongas tu corazón en alguien que no tiene las manos santas, no pongas tu corazón en alguien que no conoce el valor que tienes. Lo que para el mundo es normal para Dios es anormal, lo que para tus amigos es normal para Dios es anormal. Lo normal es estar en la iglesia y buscar de Dios, nosotros nacimos con una necesidad de Dios, pero hay algo que nos aparta, por eso muchos tratan de saciar ese vacío con alcohol, con drogas o cualquier otra cosa, pero esas cosas nunca te van a llenar. Es tiempo de tomar decisiones extremas y establecer prioridades. Cuando tu estas disponible para Dios tú eres capaz de superar tus límites.

¡Dios no elige personas capacitadas, Él capacita a los elegidos!

por Diácono Miguel Alberto Bogaert

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.