~~~LLUVIAS DE BENDICIÓN EN EL TIEMPO OPORTUNO~~~

~~~LLUVIAS DE BENDICIÓN EN EL TIEMPO OPORTUNO~~~
“Yo pondré a mis ovejas alrededor de mi monte santo, y las bendeciré; les enviaré lluvias de bendición en el tiempo oportuno (Ezequiel 34:26)DHH
Es la medianoche, y el cielo está sin nubes, lo cual me permite ver las estrellas fácilmente. Me llama la atención una en particular, la cual se encuentra tan lejos, que es necesario que concentre la mirada hacia ella para poder verla. luego me pregunto: ¿que función tiene esa estrella tan distante?, ¿porqué se encuentra tan lejos de la tierra?, mientras las repuestas llegan a mi mente, bajo la mirada e inmediatamente todo cambia, viene a mi memoria, la gran cantidad de personas sufriendo, los miles de cristianos que claman de noche y de día por encontrar una solución a sus problemas, los gritos desesperados de los que se sienten atormentados y la terrible angustia de los que piensan que sus días están contados en el mundo de los seres vivientes. Busco la estrella nuevamente y la veo estable, cumpliendo una función asignada por Dios, brillando, no importándole que nadie la pueda ver de cerca, pero satisfecha porque el Divino Creador del universo la sostiene.Entro a mi casa, e inmediatamente busco la Biblia, Dios me lleva al libro de Ezequiel y me inspira para que escriba esta reflexión, para decirle a su pueblo que al igual que a la estrella lejana, Dios sostendrá a sus hijos, y que El les hará llegar las lluvias de bendición. Allí en donde te encuentras, seco y agrietado, allí te lloverá. Quizá piensas que ya no lloverán bendiciones en tu vida, porque lo único que ha llovido es tristeza y pobreza y que en lugar de subir, tu vida ha ido cayendo más y más, luego piensas que ahora es un abismo, en el cual no hay atractivo ninguno. Te diré, que estás en el lugar indicado para que llueva, porque así como la tierra clama por las aguas, cuando se encuentra seca, así también tu alma y la mía, claman a Dios por las lluvias de bendición. La Palabra de Dios, dice que enviará lluvias de bendición, o sea, una tras la otra, varias lluvias, y lluvias abundantes, esto incluye, lluvias de salud, de prosperidad y de consolación. Si antes recibiste muros con grandes obstáculos, enfermedades, oposiciones, traiciones, robos y todo tipo de pérdidas, ahora vendrá a tu vida el tiempo de prosperidad, el cual nadie lo podrá detener, porque viene convertido en lluvias abundantes desde el trono de Dios. Esta promesa es para todos los que han dirigido sus oraciones a Dios, para los que han esperado pacientemente, para los que están sin empleo y con grandes dificultades financieras, para las mujeres abandonadas, para los que han fracasado en sus proyectos empresariales, para los jóvenes leales, para los extranjeros, huerfanos y viudas, para los ministros abnegados y para todas las ovejas obedientes. Cuando la planta está marchita por la sequía, no hay nada que la pueda levantar, pero cuando Dios envía su lluvia de bendición, el milagro de restauración la levanta, la llena de vida , la hace florecer y crecer. Prepárate oveja con hojas pálidas, alista tus raíces, que pronto comenzarás a beber de las aguas celestiales, el tiempo de las penas y de las vergüenzas quedará atrás, podrás comer abundantemente y en tu vida quedará confirmado que el Dios todopoderoso que sostiene y da mantenimiento a la estrella mas cercana o lejana, es el mismo que te hizo brillar a ti, por medio de su amor y provisión, la cual envió a tu favor en el tiempo oportuno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.