¿Estás firme sobre tus alturas?



“Jehová el Señor es mi fortaleza, el cual hace mis pies como de ciervas y en mis alturas me hace andar.”Habacuc 3:19
Para escalar una montaña se necesita un equipo especial, pero los ciervos y cabras monteses ¿qué usan? sólo sus pies. Dios las ha capacitado para eso, para andar o escalar por el terreno más difícil, rocoso, inhóspito, inclusive por aquellos lugares más inaccesibles, inaccesibles para el hombre.
Mira tus pies y piensa: cuántos obstáculos has vencido, con cuantos te has tropezado y frente a cuántos te has quedado inmóvil porque no quieres ni siquiera levantar el pie para ver si puedes sobrepasarlos. En nuestra travesía cuando utilizamos herramientas o el equipo equivocado y queremos sobrepasar ciertos obstáculos, nos lastimamos. Ya no podemos avanzar como antes porque cada vez que tratamos nos lastimamos aún más (por tener tus pies lastimados con llagas, con magullones o quizás con heridas profundas y así no se puede avanzar). Te has puesto a pensar que lo que necesitas es tener pies de cierva. Tenemos que decirle al Señor que haga nuestros pies ágiles, diestros, fuertes, con pasos firmes como los de las ciervas.
Alguna vez has visto algunos de estos animalitos pensando dos veces por donde va a pasar como diciéndose a sí mismo ¿podré o no podré?. Yo nunca los he visto dudando, se lanzan porque saben que pueden, Dios los ha creado para escalar lo que sea y estar allí en lo alto.
Pero para avanzar, hay que dejar atrás de nuestras vidas ciertos obstáculos como: miedos/ inseguridades, complejos, enfermedades, problemas económicos, fracasos (que todavía seguimos arrastrando), tristezas, debilidades o flaquezas, ansiedades… por mencionar algunos. Mientras estos obstáculos estén delante, no nos dejaran avanzar, debemos saltarlos y dejarlos atrás.
En 2 Samuel 22:33-34 dice: “Dios es el que me ciñe de fuerza y quien despeja mi camino. Quien hace mis pies como de ciervas y me hace estar firme sobre mis alturas.”
Dios te ciñe, te viste, ¿de qué? de Su fuerza, de Su Espíritu para ser valiente, emprendedor, arriesgado en el Señor. ¿Qué más hace?
Limpia tu camino, prepara tu camino, el área que vas a pasar para que no te lastimes, para que no te tropieces, para que puedas vencer. Y hace tus pies como de ciervas para que subas, subas y subas con agilidad, con precisión, sin titubear, sin dudar, porque lo que estorbaba queda atrás, ya no molesta, ya no te estanca, ya no te lastima… y allí en las alturas te hace estar firme, seguro. Con pies fuertes y ágiles, ceñido o vestido de Su fuerza, en pocas palabras victorioso. Victorioso sobre todo inclusive hasta de ti mismo, sí, porque quizás pensaste que no podías hacerlo, que no llegarías. Pero El te da Su fuerza, El te capacita, prepara, te llena de Su Espíritu para poder, ya no vas a subir con tus pies, pies débiles, inseguros, temerosos y quizás pies un poco torpes. Ahora son pies de ciervas y las ciervas moran en alturas, no en el valle, no abajo, están arriba cerca de El . En comunión con El. En esas alturas lo verás todo diferente, estás sobre las circunstancias, sobre todo los obstáculos…los verás pequeños, porque todo se vé mucho menor desde lo alto.
Y una vez allí quizás te preguntarás: ¿Qué otra montaña conquistaré? ¿Qué otro reto tendré? Una montaña más grande, más difícil de escalar. Pero como esto se hace con Su fuerza lo podrás lograr.
¿Cómo estás escalando tú? Con tus pies o con los de ciervas, ¿estás vestido con Su fuerza? ¿Estás firme sobre tus alturas?
“Dios es el que me ciñe de fuerza y quien despeja mi camino. Quien hace mis pies como de ciervas y me hace estar firme sobre mis alturas.”


OBTEN EL CODIGO DE LA GRAFICA EN LA CAJA DE ABAJO PARA MYSPACE, HI5 ECT... ENVIA GRAFICAS DE BENDICION A TUS AMISTADES Y FAMILIARES (COPIA Y PEGA)- BENDICIONES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.