El Abrazo de Dios



Siempre he pensado que los abrazos son una forma de hablar sin palabras, cuando los cuerpos intercambian tibieza y los corazones entonan la misma melodia en su latir. Pero hay abrazos que nos llegan de forma diferente, no con los brazos alrededor de la espalda, son abrazos que llegan en alas del viento.
Muchas veces cuando la vida me hace travesuras, y los seres humanos que comparten su espacio conmigo, me lastiman, con o sin intencion, no hace diferencia, pero cuando eso pasa le pido a mi Dios que me abrace. Y sencillamente digo:” Senor, necesito tu abrazo”. Quien lee estas lineas pensara, loca esta, como puede eso ser posible. Les digo a los lectores, si es posible. Hace uno meses , recordando a uno de mis hijos, la tristeza, tomo forma y se sento a mi lado.
La perdida de un hijo, es un dolor que se aparece cuando menos lo esperas. No importa que haya pasado mucho o poco tiempo, surge y te gana. Atravesando uno de esos episodios, le pedi a Dios, que me abrazara. No, el cielo no se abrio y unos manos suaves y celestiales salieron de las nubes. Pero justo en el momento que pedia socorro entro un mensaje a mi celular. Un mensaje de una amiga que inviertesu tiempo mandando mensajes a todos sus contactos.
Era un mensaje lindo que hablaba de las bondades de la vida y la importancia de ser positivo, pero al final nos estaba firmado como ella acostumbra con un TQM, esta vez termino su mensaje con la frase..un abrazo… y supo que Dios la uso como instrumento de su amor. Pudiera parecer producto de la casualidad, pero yo deje de creer en las casualidades hace mucho tiempo.
Ayer, nuevamente se quebranto mi alma. Las personas no saben cuanto pueden dolor las palabras, cuantas heridas abren, y cuantan cicatricen causan, pero las dicen sin medir las consecuencias que su pronunciacion levanta. Me aleje de la causa del dolor y la pena. En medio de mi llanto una suplica al cielo en silencio mi corazon levanta..”Dios necesito un abrazo” Y aunque paresca irreal, casual o como quieran llamarle, un mensaje entro en mi celular.
Una felicitacion por la semana, una accion de gracias por la amistad que mucho tiempo nos uniera. Una muestra inequivoca de amor, una palabras dulces que borraron el amargo sabor de otras palabras. Dios nuevamente usaba una persona para responden prontamente a la necesidad escuchada. Para hacerme saber que esta pendiente, para ratificarme que me ama.
Pero lo realmente hermoso, que cambio el llanto de tristeza en gozo, fue el instrumento que Dios usara, no fue cualquiera de mis amigas, fue la amiga. Aquella que yo sabia que habia vivido experiencias parecidas a la que ese momento yo vivia. No eran solo la palabra con la tieza de un abrazo, alli texteada, lo que le dio el toque de divino… fue justamente la persona por Dios seleccionada, el instrumento tan bien escogido, y con esa fusion de mensaje y persona… no habia duda que Dios me abrazaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.