Vitaminas para toda Ocasion

 

Vitaminas para toda Ocasion
 
¿Afligido?  tome vitamina  A  de Amor.
Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
le pondré en alto, por cuanto, por cuanto ha conocido mí nombre.
Me invocará y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia.
(Salmos  91:14 y 15)
¿Burlado?  tome vitamina B de Bendición.
La bendición de Jehová es la que enriquece,
y no añade tristeza con ella
(Proverbios  10:22)
¿Caído?  tome vitamina C de Cántico.
Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí,
y oyó mi clamor. Me hizo sacar del pozo de la desesperación,
del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña,
y enderezó mis pasos. Puso luego en mi boca, un cántico nuevo,
alabanzas a nuestro Dios.
(Salmos  40:1-3)
¿Deprimido?  tome vitamina D de Descanso.
Bienaventurado el hombre a quien tú, Dios corriges
y en tu ley lo instruyes.
Para hacerle descansar en los días de aflicción.
(Salmos  94:12 y 13)
¿Engañado?  tome vitamina E de Escudo.
Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí;
Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.
Con mi voz clamé a Jehová, y él me respondió
desde su monte santo.
(Salmos  3:3 y 4)
¿Fatigado?  tome vitamina F de Fortaleza.
Jehová es mí luz y mí salvación; ¿de quién temeré?
Jehová es la
fortaleza
de mí vida;
¿de quién he de atemorizarme?
(Salmos  27:1)
¿Golpeado?  tome vitamina G de Gozo.
Me mostrarás la senda de la vida;
en tu presencia hay plenitud de gozo.
Delicias a tu diestra para siempre.
(Salmos  16:11)
¿Hambriento?  tome vitamina H de Heredad.
Mejor es lo poco del justo, que las riquezas de
muchos pecadores. Porque los brazos de los impíos
serán quebrados; Más el que sostiene a los justos es Jehová.
No serán avergonzados en el mal tiempo;
y en los días de hambre serán saciados.
Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo
desamparado, ni su descendencia que mendigue pan.
(Salmos  37:16 al 19 y 25)
 
¿Inseguro?  tome vitamina I de Intimo.
¿Quién es el hombre que teme a Jehová?
El le enseñará el camino que ha de escoger.
Gozará él de bienestar, y su descendencia
heredará la tierra. La comunión íntima de
Jehová es con los que le temen.
(Salmos  25: 12 al 14)
¿Juzgado?  tome vitamina J de Justicia.
Deléitate asimismo en Dios,
y él te concederá las peticiones de tu corazón.
Encomienda a Dios tu camino,
confía en él y él hará. Exibirá tu justicia como la luz,
y tu derecho como el mediodia.
(Salmos  37:3 al 6)
¿Lastimado? Tome vitamina L de Libertad.
Los ojos de Dios están sobre los justos,
Y atentos sus oídos al clamor de ellos.
Muchas son las aflicciones del justo.
Pero de todas ellas le librará Jehová.
(Salmos  34:15 y 19)
¿Manchado? tome vitamina M de Manantial.
¡Cuán preciosa , oh Dios es tu misericordia!
Por eso los hijos de los hombres se amparan
bajo la sombra de tus alas.
Porque contigo está el manantial de vida.
(Salmos  36:7 y 9)
¿Necesitado? tome vitamina N de Nombre.
Nuestra alma espera en Dios;
Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.
Por tanto en él se alegrará nuestro corazón,
porque en su santo nombre hemos confiado.
(Salmos  33:20 y 21)
¿Olvidado? tome vitamina O de Oir
Los ojos de Dios están sobre los justos
y atentos sus oídos al clamor de ellos.
(Salmos  34:15)
¿Preocupado? tome vitamina P de Paz
Tu diste alegría a mi corazón;
En paz me acostaré, y asi mismo dormiré,
porque solo tú, Jehová, me haces estar confiado.
(Salmos  4:7 y 8)
¿Rechazado? tome vitamina R de Refugio
Señor, tú nos has sido refugio de generación
en generación. Antes que naciesen los montes, y formases
la tierra y el mundo. Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios.
(Salmos  90)
¿Solitario? tome vitamina S de Sustento.
Echa tu carga en Jehová, y él te sustentará.
¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti?
Y fuera de ti nada deseo en la tierra.
(Salmos  55:22  y  73:25)

¿Temeroso? tome vitamina T de Torre
Porque tú has sido mi refugio, torre fuerte;
estaré seguro bajo la cubierta de tus alas.
(Salmos  61:3 y 4)
¿Usado? tome vitamina U de Ungído
Jehová es la fortaleza de su pueblo,
y el refugio salvador de su ungído.
Tu eres escudo alrededor de mí;
Mi gloria y el que levanta mi cabeza.
(Salmos 28:8  y  3:3)
¿Vacío? tome vitamina V de Vida
Bendice alma mia a Jehová, y no olvides ninguno
de sus beneficios. El es quien perdona todas tus iniquidades,
el que sana todas tus dolencias; El que rescata del hoyo tu vida,
el que te corona de favores y misericordias;
El que sacia de bien tu boca, de modo que te
rejuvenezcas como el águila.
(Salmos  103:1 al 5)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.