A SU TIEMPO DIOS HARA JUSTICIA..

 ¡Dios hará Justicia!

“Porque yo Jehová soy amante del derecho” Isaías 61:8
Hace algunos años, Bob y yo oímos en las noticias sobre Betty Ann Waters. Amaba tanto a su hermano que entró a la escuela de derecho para poder defender por la vía legal a su hermano, que había sido sentenciado en 1983 por asesinato y robo. Kenneth, su hermano, estuvo en prisión durante 19 años por un crimen que juró nunca había cometido. El comentarista lo llamó: “Se hizo Justicia”. Betty Ann amó y creyó de tal manera en su hermano Kenneth, que en el reportaje la describieron como “dedicada, determinada, perseverante, volcada a descubrir la verdad.”
Después de un giro impresionante con evidencia genética (ADN) que ella logró descubrir, su hermano, Kenneth salió de la cárcel como hombre nuevo, en marzo del 2001. ¡El amor de una hermana! Ahora supe que hicieron una película, “Betty Ann Waters”, basada en esta historia, y se estrenará en el 2010.
¡Estoy segura que esto es lo que tú y otros “standers”, firmes en la fe, han estado haciendo! Estás dispuesto a pelear la batalla espiritual y esperar con perseverancia mostrando amor incondicional hacia tu marido, esposa o hijos. Y yo pensé, si tan sólo pudiéramos contar en las noticias sobre nuestros guerreros firmes de la fe, que están dedicados, determinados y volcados con tenacidad en la pelea por las vidas de sus cónyuges. Se están sacrificando y esperando recibir la buena noticia que su esposo y sus seres queridos han sido liberados de la prisión de Satanás.
Las noticias dirán, “¡Ha habido un gran avance de muchos milagros, y sucedieron súbitamente! El prisionero había estado en la cárcel de Satanás y había sido engañado y estaba ciego a las verdades de Dios. De repente, por un milagro de Dios, el prisionero fue liberado de la prisión donde se encontraba.” Mantengámonos firmes, hasta que “Se haga Justicia”. ¡Qué amor por nuestro cónyuge!
Me encanta predicar sobre la perseverancia en oración en Lucas 18, donde Jesús cuenta a sus discípulos una parábola para mostrarles que deben orar siempre y no darse por vencidos. Qué declaración más poderosa de nuestro Señor, que tú y yo no debemos olvidar nunca, cuando oramos por tantas cosas para las cuales no tenemos respuestas inmediatas.
Esta parábola cuenta sobre una viuda perseverante que acudía a un juez injusto, pidiéndole que "le hiciera justicia contra su adversario". El juez finalmente accedió porque ella siguió buscándolo, molestándolo. ¡Qué lección poderosa del Señor! Nunca dejes de orar y llevar al Señor tus pequeños y grandes problemas. A Él le importa, y te hará justicia, ¡si tan sólo tú no te rindes!
“¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” Lucas 18: 7-8
Querido “stander”, lee esta parábola, para que quede grabada en tu corazón y tu memoria. Nunca dejes de orar, preguntando y buscando al Señor. ¡Deseo que seas animado con un espíritu tenaz para nunca tirar la toalla con tu amado esposo o hijos pródigos o seres queridos perdidos! Los ángeles estarán dando alabanzas en el Cielo cuando tu esposo y otros sean liberados de la prisión de Satanás. ¡Oro para que estés en los encabezados de las noticias de tu iglesia cuando tu esposo o esposa sea liberado, regresen a casa y ustedes se vuelvan a casar! Cada uno de nosotros debemos luchar, perseverar siempre, esperando y buscando la justicia de Dios y su Verdad, la cual dará libertad a su prisionero amado.
Déjame compartirte otra escritura poderosa que muestra el poder de la oración cuando oramos en acuerdo, como en un estudio bíblico, o cuando en la iglesia oramos por que se salven las almas perdidas, los esposos pródigos regresen al hogar, los matrimonios sean restaurados, cuando oramos para que los enfermos sean sanados. Nunca dudes del poder de la oración cuando tus circunstancias parecen imposibles. En la iglesia de los primeros tiempos, Santiago había muerto y Herodes había encarcelado a Pedro, lo había llevado a juicio y lo tenía custodiado por dieciséis soldados. ¿Qué hubieras tú pensado o creído en lo humano? Déjame contarte cómo el Señor respondió sus oraciones.
“Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel; pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él. Y cuando Herodes le iba a sacar, aquella misma noche estaba Pedro durmiendo entre dos soldados, sujeto con dos cadenas, y los guardas delante de la puerta custodiaban la cárcel. Y he aquí que se presentó un ángel del Señor, y una luz resplandeció en la cárcel; y tocando a Pedro en el costado, le despertó, diciendo: Levántate pronto. Y las cadenas se le cayeron de las manos. Le dijo el ángel: Cíñete, y átate las sandalias. Y lo hizo así. Y le dijo: Envuélvete en tu manto, y sígueme. Y saliendo, le seguía; pero no sabía que era verdad lo que hacía el ángel, sino que pensaba que veía una visión. Habiendo pasado la primera y la segunda guardia, llegaron a la puerta de hierro que daba a la ciudad, la cual se les abrió por sí misma; y salidos, pasaron una calle, y luego el ángel se apartó de él. Entonces Pedro, volviendo en sí, dijo: Ahora entiendo verdaderamente que el Señor ha enviado su ángel, y me ha librado de la mano de Herodes, y de todo lo que el pueblo de los judíos esperaba”
“Y habiendo considerado esto, llegó a casa de María la madre de Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos, donde muchos estaban reunidos orando. Cuando llamó Pedro a la puerta del patio, salió a escuchar una muchacha llamada Rode, la cual, cuando reconoció la voz de Pedro, de gozo no abrió la puerta, sino que corriendo adentro, dio la nueva de que Pedro estaba a la puerta. Y ellos le dijeron: Estás loca. Pero ella aseguraba que así era. Entonces ellos decían: ¡Es su ángel! Mas Pedro persistía en llamar; y cuando abrieron y le vieron, se quedaron atónitos. Pero él, haciéndoles con la mano señal de que callasen, les contó cómo el Señor le había sacado de la cárcel.” Hechos 12: 5-17
Sé que puedes estar desgastado y tentado a rendirte, pero rezo para que aprendas a pararte y pelear en nombre de la justicia y no te dejes vencer por las mentiras de Satanás. Si te das por vencido en la tarea que Dios te asignó, me preocupa que tu caminar con el Señor va a sufrir por ello. Tu Señor desea lo mejor para ti. ¿Qué está hablando Él a tu corazón? Él tiene un plan mucho más grande de lo que te puedas imaginar. ¿Vas a seguir llevando ante Dios tus peticiones y buscando justicia para tu amado esposo o esposa?
“Por tanto, Jehová esperará para tener piedad de vosotros, y por tanto, será exaltado teniendo de vosotros misericordia; porque Jehová es Dios justo; bienaventurados todos los que confían en él.” Isaías 30:18
En la Biblia de Estudio Blackaby, hay una “nota de encuentro” para diversas escrituras. Déjame compartir la de Efesios 3:20, que dice: “Dios no necesita nuestros planes grandiosos e imaginación creativa. Él está preparado para hacer en nuestras vidas mucho más allá de lo que podamos imaginarnos, si estamos dispuestos a esperar en Su Voluntad y a creerle para que lo cumpla a través de nosotros.”
“Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros,” Efesios 3:20
Dios te bendiga,
Charlyne Steinkamp

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.