SONRIE.. ERES UNA MUJER TRANSFORMADA



Soy una mujer transformada, llamada, marcada y escogida por Dios para este tiempo. 
Soy una mujer llena del Espíritu Santo y del poder de Jesucristo. 
Mi futuro ha sido establecido por El desde la eternidad. 
Mi pasado ha sido pagado por Jesucristo. 
Mi presente es productivo y mis sueños serán una realidad conforme a Sus Propósitos. 
He salido de mi área de conforte y sobrepasado la línea con una mente decidida a seguir a Cristo
quien Es el Autor y Consumador de mi fe. 
No miraré atrás, no me daré por vencida, ni me desanimaré. 
Mis metas son altas, mi rostro también lo mantendré en alto.
El Kairos de Dios es ahora, y no aceptaré las mentiras del enemigo. 
He puesto fin a la vida mediocre, a caminar por vista y a planear cosas pequeñas sueños sin color, 
visión espiritual borrosa habladurías de muerte, a dar mezquinamente, a vivir de plan “B”,
a la autodestrucció n y a la duda. No busco preferencias, posiciones, promociones o popularidad. 
No tengo que tener siempre la razón, ser primera en todo o estar en la cima.
No tengo necesidad de ser reconocida, alabada notada o recompensada.
Soy una mujer transformada por Dios.
Humildemente moraré en lugar secreto con El Altísimo. Mi vida está escondida en El, 
en el viviré y en El seré,
y en El haré todas las cosas. 
No fijaré mi mirada en ninguna otra cosa para llenar y lograr mis sueños mis esperanzas,
mis deseos, mis expectativas o mis necesidades emocionales. 
Sé que Jehová Yireh es el Unico que puede suplir cada una de mis necesidades deseos y
anhelos y quien sabe llenar mis expectativas y esperanzas.
Desde hoy me enfocaré en llegar al lugar de mi destino y voy tras el sin rendirme, porque soy más que vencedora. 
Tomo autoridad sobre mis pensamientos, mis acciones, mis hábitos y mi carácter. 
Retorno al lugar que me ha sido otorgado por Dios para ordenar mi casa y saberla edificar conforme a su diseño perfecto. 
Soy una mujer transformada y lista para la pelea.

Preparada para hacer guerra por mis hijos, mi esposo,mi casa, 
y mis finanzas por todo lo que por ley me pertenece. 
No peleo con mis fuerzas sino con las del Espíritu Santo que habita en mi y con la Autoridad de Jesucristo. 
El es quien adiestra mis manos para la batalla y me mantiene firme en las alturas 
Yo declaro en este día que todo lo que el enemigo me ha robado y ha tratado de destruir será restaurado siete veces y me será devuelto. Todos mis sueños, mi ministerio, mis hijos, 
mi matrimonio, mi relación con mi familia, todo lo que haya muerto en mi vida y no deba estar muerto, 
recobra vida de nuevo. Declaro que ni las puertas del infierno prevalecen contra mí.
Que no existe, ni existirá arma que contra mí prospere porque El GRAN YO SOY pelea mis batallas.
Esta es mi declaración y no cambiaré de idea no seré conmovida,
ni aceptaré desánimos, tampoco estoy dispuesta a aceptar las mentiras del enemigo. 
Yo sé en Quien he creído: En Jehová Dios El FUERTE Y GUERRERO,
El que Es y siempre será. El que no se cansa en bendecirme y yo de alabarle , porque he aprendido a dar gracias en todo,
para que su poder sea manifestado en mí.
Yo y mi casa serviremos a Jehová, no hay alternativas para escoger porque soy una mujer transformada
y mi casa también lo es, asi lo confese y lo crei.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.