Bendiciones para ti

No importa cómo te hayas levantado o cómo hayas empezado a recorrer este día, lo importante es que Dios te quiere bendecir no importa tu estado emocional, social, económico o afectivo. Hoy Dios quiere abrazarte, comprenderte, acurrucarte, cuidarte, mimarte.... Deja que te  abrace y calme todas tus ansiedades, preocupaciones, tormentos, angustias, pérdidas, desencuentros, congojas, incertidumbres, derrotas.

Este es el momento que necesitas para descansar en el regazo del Padre celestial, dejar todos tus problemas, tus cargas, tus frustraciones y sentir cuánto te ama Dios a pesar de lo que eres hoy,  a pesar de las censuras, de los cuestionamientos si mereces o no su perdón, su amor, su misericordia. Hoy no importa ello, sólo déjate mimar por Dios ¡pues Él sólo quiere amarte! Y sentirás su voz como un susurró en todo tu ser:-  ¡"Con amor eterno te he amado; por tanto te prolongue mi misericordia"! (Jeremías 31:3). ¡Retoma fuerzas y adelante, Dios hoy te quiere bendecir!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.