La Mujer que depende solo de su Dios

“La Mujer que depende de Dios"

Desde que vemos la luz al nacer, la mujer ha de superar y sobreponerse a muchos obstáculos en la vida, su etapa de infancia o edad preescolar, de niña a pubertad, adolescencia a mujer - la etapa de la adultez, matrimonio, hijos, el nido vacío, la llegada de los nietos, las etapas de pre-menopausia, post-menopausia, quiénes resumen las etapas de vejez  y ancianidad; la realidad es, que la mujer vive sobreponiéndose a situaciones diversas en la vida, a veces traumáticas, pero en todas sufre cambios. Pero a pesar de todos esos momentos, surge nuestra afirmación:-

1.-  ¡La Mujer que depende de Dios! -  Es virtuosaProverbios 31:10, 29-30. Salomón se hizo una pregunta, “Mujer virtuosa” ¿quién la hallará? Es esa mujer que posee sabiduría, temor, de Dios, discreción, clemencia, misericordia, disposición y disponibilidad, generosidad, prudencia, fortaleza, honor, son algunos de los atributos que describen y adornan la vida de esta mujer, "la virtuosa", pues su vida depende del Todopoderoso, del Dios de Misericordia. Proverbios 14:1

2.-  ¡La Mujer que depende de Dios! -  No tiene TemorSu confianza no depende de las circunstancias, ni de su poder económico, ni de su capacidad intelectual, ella confía en el poder del Dios vivo, en la confianza de sus promesas, en la intimidad de su fidelidad. No tiene Temor a los acontecimientos de la vida, pues reconoce que cualquiera que sea el problema, puede acudir al Dios de los imposibles y descansar en su cuidado – Salmo 46:10.
3.-  ¡La Mujer que depende de Dios! -  Es una Mujer de fortalezaLamentaciones 3:22-25. Es una Mujer que su fortaleza no está en su fuerza corporal, ni en su capacidad deportiva, ni en sus dotes de belleza, sino en la dependencia de Dios, en el temor, devoción y constancia en buscar su rostro a pesar de los afanes de la vida. "Una Mujer de Fortaleza" sabe que a pesar de sus equivocaciones cuenta con el respaldo del Señor y en sus promesas: No te dejaré, ni te desampararé Josué 1:5
Por tanto:- ¿Cómo te consideraría?
¿Una mujer fuerte, o una mujer de fortaleza?

Una mujer fuerte hace ejercicios todos los días
Para mantener su cuerpo en forma… 
Mientras que una mujer de fortaleza se arrodilla a orar,
Para mantener su alma en forma…
Una mujer fuerte no teme a nada…
Mientras una mujer de fortaleza demuestra valor
En medio de su temor…
Una mujer fuerte a nadie permite que le quite lo mejor de ella…
Mientras que una mujer de fortaleza da lo mejor de sí a todos…
Una mujer fuerte comete errores y los evita en el futuro…
Mientras una mujer de fortaleza se da cuenta que los errores en la vida
 – también pueden ser bendiciones de Dios, y aprende de ellos…
Una mujer fuerte camina con pasos seguros…
Mientras una mujer de fortaleza sabe que Dios la ayudará si cae…
Una mujer fuerte muestra en su rostro una expresión de confianza…
Mientras una mujer de fortaleza muestra una expresión de gracia…
Una mujer fuerte tiene fe en que tiene fuerza suficiente para el viaje…
Mientras una mujer de fortaleza tiene fe que el viaje la hará más fuerte...


¡Qué Dios te bendiga, y que siempre puedas ser una Mujer que depende de Dios!
Dra. Saidí M. Pí Gómez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.